“José Antonios hay muchos”

5 Sep

Algunos llevan a rajatabla la máxima de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’, y parecen añorar esa etapa de la historia reciente de España en la que, con un águila imperial como estandarte, un caudillo dictaba, hacía y deshacía, los destinos de nuestro país. Para muestra, un botón: en la localidad alpujarreña de Mecina Bombarón, un vecino se resiste a olvidar los símbolos franquistas y, tras la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y el cambio de denominación de calles aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra, ha colocado en la fachada de un edificio de su propiedad una placa que especifica su situación en la ‘Avenida José Antonio’, junto al escudo nacional franquista.

1446558

(…)

La Avenida José Antonio articula la localidad de Mecina Bombarón, y coincide con la travesía del pueblo. Antes de llevar al pleno el nuevo callejero, el Ayuntamiento dio la opción a los vecinos de que propusieran nuevos nombres en aquellas calles que o bien no lo tenían o bien había que cambiárselo. Se presentaron tres propuestas para la Avenida José Antonio: Avenida de la Constitución -opción defendida por el Ayuntamiento-; Avenida José Antonio Bravo- en recuerdo de un médico que supo convivir y atender profesionalmente a todos los mecineros, desde los años 40 a los años 80- (estas dos primeras propuestas fueron compartidas por todos los grupos políticos, incluido el PP) y una tercera opción: que se mantuviera el mismo nombre, postura defendida por tres o cuatro vecinos, encabezados por M.A.M.C., el dueño de la fachada en cuestión, que aducían que «’josé antonios’ hay muchos».

Cuando en el pleno del mes de junio de este año quedó aprobado el nuevo callejero, y la antigua Avenida José Antonio pasó a llamarse Avenida José Antonio Bravo, M.A.M.C. montó en cólera en el curso de la sesión plenaria, amenazando con que él le pondría el nombre que quisiera a su edificio, por cierto uno de los mayores inmuebles del pueblo, con varios apartamentos que alquila durante todo el año. Y ha cumplido su advertencia: el pasado 17 de agosto dejó puesta en su fachada, sobre la puerta de entrada a su edificio, la placa referida.
Paradójicamente, este albañil de profesión, ha resultado el adjudicatario de la ejecución de los proyectos de «Mejora de accesibilidad» de Mecina Bombarón y de El Golco, que incluyen el cambio de denominación de calles franquistas.

Enlace de la noticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: