El campo, pulmón nacional

13 Sep

AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN.

El sistema agrícola (y ganadero) mundial, basado en el abuso de los abonos químicos y pesticidas está llevando a una situación en la que, en el Norte desarrollado se producen excedentes alimenticios a costa del deterioro irreversible de los suelos, mientras que la agricultura tradicional europea y la del tercer mundo desaparece, al no poder competir con los productos más baratos de la agricultura química, abocando a las poblaciones del Sur al hambre. Frente a la agricultura que sólo busca aumentar la producción a costa de lo que sea (generalmente a costa de mineralizar y degradar los suelos), el MSR propugna una agricultura orientada hacia una producción de calidad para el mercado interior. De ese modo garantizamos la conservación de los recursos agrícolas (suelo, agua, diversidad de especies…). Los agricultores deben estar seguros de que su labor en beneficio de la conservación del suelo, el agua, la variedad de las especies, etc., va a ser valorada por la sociedad, mediante subvenciones específicas. Dichas subvenciones deben igualmente ser retiradas de las prácticas agrícolas excedentarias y/o contaminantes de los recursos agrícolas. Esta misma filosofía debe informar la pesca, donde la recuperación de bancos esquilmados, y la moratoria de especies serán acompañados de planes de viabilidad para la flota pesquera. Las propuestas del MSR se centrarán en:

msr7junio305x283

Desarrollar un Plan Nacional para el Sector Primario concertado con los agentes sociales implicados para conseguir la progresiva y no traumática transformación del Medio Rural, mediante políticas de agro-industrialización, subvenciones a los jóvenes agricultores, fomento del turismo rural, infraestructuras básicas y actuaciones de recuperación y defensa del medioambiente.

– Articular un marco de participación institucional de las organizaciones agrarias y cofradías de pescadores a través de la creación de un Consejo Nacional del Campo y el Mar.

Fomentar el asociacionismo entre los productores y la unión de cooperativas, estableciendo ayudas técnicas y económicas, y aprovechando las sinergias propias de la planificación.

– La creación de un Estatuto del agricultor y del Pescador para garantizar la más justa asignación de ayudas, evitar el intrusismo, y dignificar la actividad agraria, ganadera y pesquera.

Los agricultores, ganaderos y pescadores pasarán a formar parte del Régimen General de la
Seguridad Social
mediante la reforma de la Ley General de la Seguridad Social.

Consideración del Medio Rural como un ámbito estratégico y prioritario de la política nacional.

Rechazar las propuestas de abandono de tierras, y diseñar políticas activas para mejorar la viabilidad de las posibles alternativas económicas así como la calidad de vida de sus habitantes.

Desarrollar mecanismos que protejan los cultivos no competitivos buscando alternativas a sus fuentes de ingresos: agro-industria, agricultura biológica, turismo verde…

Defender las producciones mediterráneas en las negociaciones de la Organización Mundial del
Comercio y exigir, dentro de la Unión Europea, un tratamiento igualitario con las producciones continentales del norte. Diversificación de producciones agrarias y ganaderas.

– Crear fondos especiales para la adopción de medidas económicas de carácter urgente en el caso de pestes, epidemias o variaciones de mercado que pongan en peligro la estabilidad del sector y la viabilidad de las explotaciones ganaderas.

– Realizar una política efectiva de concentración parcelaria, corrigiendo los efectos negativos al medioambiente que esta transformación produce, así como la modernización de la maquinaria agrícola mediante empresas colectivas de actividad planificada por las Cámaras Agrarias.

Prohibición de la producción, importación y comercialización de alimentos transgénicos, modificados genéticamente o tratados con procedimientos bioquímicos, por considerarlos una amenaza para la salud y para la biodiversidad.

– Apostamos por una vertebración comarcal del territorio nacional, unificando mapas agrario, industrial, educativo y sanitario, obteniendo así una mejor coordinación y eficacia en las tareas de autogobierno y descentralización progresiva del poder. La Comarca, como entorno natural y tradicional, se convertiría así en el marco adecuado para el desarrollo del medio rural.

Fomentar las repoblaciones forestales con especies autóctonas; protección de las especies vegetales de valor y defensa de las razas ganaderas autóctonas. La conservación de bosques, costas y demás entornos naturales contará para ello con la ayuda imprescindible de un Sistema Nacional de Voluntariado.

Programa sobre “agricultura, pesca y alimentación” del MSR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: