Comienza el Corpus!

1 Jun

‘Corpus Diem’. Hoy es el primer día del resto de tu Feria de Granada. ‘Carpe Diem’. Celebrémoslo. ‘Alea (et Corpus) jacta est’. La suerte (y el futuro del ferial) está echada, en latín libre, claro está, si se permite la expresión. Ha sido, ha vuelto a ser, un ‘Annus Horribilis’, lo que no quiere decir que vaya a ser un ‘Corpus Horribilis’. Para lo primero, sirve la malafollá. Para lo segundo basta un poco de ‘animus jocandi’ para tomarse a broma las malas noticias y vivir la Feria, que para algo es una vez al año. «Aunque de momento no se presenta muy bien», dicen en el Mesón Alpujarreño, en uno de los ‘corners’ de Almanjáyar. «Estoy preparando ya unos conjuros de la comarca para que tras el encendido todos se vengan aquí a tomarse algo bueno de lo que hemos traído», ríe malévolo mientras parece que se frota las manos y desaparece. Dos pasos más allá, por las casetas tradicionales, hay pitos y flautas. Muchas de ellas, toldos y cortinas cerradas, andan de cena de lunes celebrando sin parar ya esta primera noche. Otras, ya montadas aguardan sus respectivas ‘happy hours’.

Volvamos. Hoy es el primer día del resto de tu vida. Carpe Diem. Brinda con nosotros y grita ‘Delenda est crisis’, al menos en Almanjáyar , que sí parece ya derrotada la crisis, y desde esta madrugada pasada hasta el domingo de sueños rotos y ‘pobres de mí’, que dirían en Pompaelo por San Fermín. «Beati hispani, qvibvs vivere bibere est», recordaban por estas fechas hace un par de siglos nuestros queridos romanos. Y con coña. «Dichosos los hispanos, para los que vivir es beber». Pero estamos en tierras ‘granatensis. Así que dichosos los ‘granatensis’, para los que en esta Feria de 2010 vivir es beber. Al precio que sea. La postura es la moneda gorda de dos ‘leuris’. Una tonelada de sextercios. En La Rural, caseta familiar para empleados, amigos, visitantes y curiosos, la manzanilla, el tinto de verano, el refresco o el tubo de birra sale a dos ‘leuris’. A partir de ahí, la ración de tortilla a cinco, el jamón serrano a nueve y el menú del día -plato alpujarreño completo, vayamos a pollas-, once euros con pan, vino y postre. No está nada mal. Igual están locos estos romanos, que diría Obelix, pero no los granadinos. Y los precios, como las fajas de señora del siglo dieciocho, contenidos a más no poder.

‘Ipso facto’

La portada, iluminada con 40.000 bombillas, es la del año pasado ‘uan-more-taime’. Los responsables municipales no se han cansado de explicar que es «por la crisis», «para ahorrar» y «porque realmente es bonita». Así que ya se sabe, ‘Excusatio non petita, accusatio manifesta’ y ‘magnis itineribus’, es decir, a marchas forzadas y con un poquito de aquí y otro poquitico de allá, se han montado sin pelas un ferial como de quita y pon, para lo que le queda. Por si las ‘flies’ y sin mosqueos, el alcalde Torres Hurtado, tras el encendido, declaró que «la portada es magnífica» y que «va a hacer buen tiempo». Olé.

Se vio también revoloteando bajo la portada de la Feria, a la espera del encendido, a la plana mayor del PP. Y a la menor, también. Delegados de la Junta y al presidente de la Diputación. Autoridades varias, un concejal de Izquierda Unida y la Banda Municipal de Música, pletórica. También fue protagonista del momento, de forma inaudita, TG7, ofreciendo comportamiento vacilón ante compañeros muy serios.

Por lo demás, se mide en el ‘Feriómetro’ de Almanjáyar que la Feria va a ser mucha Feria. Lo decía la pregonera de la Federación de Caseteros, «que en crisis nos arrimamos y nos ayudamos y nos divertimos mucho más». Y es que estos caseteros ‘motu proprio’ te levantan una Feria del Corpus sin beberlo ni comerlo. Bueno, perdón. Esto no es más que un juego de palabras, porque les aseguro que se lo beben y se lo comen. Así que por ahora, y durante toda la semana, se recomienda sol y buen tiempo por parte de la municipalidad y se instaura por decreto y ‘sine die’ la bulla, la jarana y la camaradería. Los amigos serán más amigos y los amores serán recuerdos o serán verdades. Se puede elegir.

Media Granada se planteará ahora que si ‘cogito ergo sum’ o pienso (que voy a subir a la Feria) luego existo… y que si es muy cara o es al revés o que si al apartamento de Almuñécar que sale más baratico. Son las cosas de Granada que mantiene con Almanjáyar una especie de ‘coitus interruptus’ en busca de su dicotomía amor/odio.

Al final, ‘quod erat demonstrandum’ cien mil personas se llenarán las suelas y los tacones de albero y mascullarán promesas, amores, guiños, contoneos, poemas y miradas. Ilusiones. Porque al final, el Corpus es Granada y el granadino se retrata. Y ya que es Feria, y siguiendo con ajenas y variadas expresiones idiomáticas, zambullámonos en Almanjáyar y qué quieren que les diga: From lost to the river.

Noticia aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: